La construcción de los vitrales fue encargada a la empresa Rigalt, Granell y Cia. de Barcelona. Una entidad fundada en 1980 que desde su creación colaboró con prestigiosos arquitectos catalanes, especialmente en el periodo modernista, y pasó en el cristal diseños de los más importantes artistas. Se trataba, por lo tanto, de una empresa puntera dentro de su sector.


El correo electrónico del remitente:  
El correo electrónico del destinatario:  
  
Documentos relacionados