Lo escultores Antoni Vaquer, Llorenç Ferrer, Tomàs Vila y Sebastià Alcover son los principales responsables de la escultura interior y exterior del edificio del Consell de Mallorca




Gárgola
Antoni Vaquer (Felanitx 1837 ­ Palma 1915)
Había esculpido en 1871 el escudo de la fachada de la Diputación cuando la antigua prisión había sido reconvertida en sede de la nueva entidad, en el tiempo que el arquitecto que dirigía aquellas primeras obras de rehabilitación era Antoni Sureda.

También se atribuyen a Vaquer los monstruos de los capiteles de la fachada principal, esculpidos en 1888, cuando Llorenç Ferrer era el responsable del proyecto.

La obra de Llorenç Ferrer: la fachada principal y la escalinata
Aparte de las intervenciones puntuales de otros escultores, como Antoni Vaquer, Llorenç Ferrer Martí (Alcúdia 1854 ­ Palma 1928) fue el principal responsable de la obra escultórica realizada en este periodo.

Entre 1890 y 1894, Ferrer realizó las esculturas de la fachada, tanto las molduras como las tallas. De acuerdo con el estilo neogótico del edificio, proliferan los temas vegetales, los zoomórficos y los geométricos, aunque no se pueden olvidar tampoco los motivos heráldicos.

Una vez terminada la fachada, el año 1894, se emprendió la realización de las obras de la caja de lla escalera y la ornamentación del piso principal. En esta planta encontramos cinco puertas, tres de las cuales con una inscripción relativa a su destino: Presidencia, Salón de Sesiones y Salón de Actos Público. Todas estas puertas tienen dinteles y pilastras decorados con quimeras, escudos y motivos vegetales. Las puertas con cartela presentan los escudos de Mallorca, Menorca e Ibiza.

Todo este conjunto fue concebido por el arquitecto Joaquín Pavía y se llevó a cabo, prácticamente, sin modificaciones.

Llorenç Ferrer culminó el trabajo con la realización de la escalinata, llevada a cabo entre 1903 y 1909. Toda la baranda está ornamentada con motivos geométricos (trifolios, cuatrifolios y líneas curvas), vegetales, monstruos fantásticos, grifos y quimeras.

SEGUNDA ETAPA
A partir de 1911 se emprendió la decoración de la Sala de Sesiones, obra del arquitecto Guillem Reynés. También se completaron las ornamentaciones de algunas aperturas de la planta noble. Ya en la década de 1920 a 1930 se realizó el portal de la biblioteca, uno de los últimos trabajos de corta del edificio

Los trabajos escultóricos de esta época son obra, principalmente, de Tomàs Vila i Sebastià Adrover.

Tomàs Vila
Tomàs Vila (Palma 1893 ­ 1963) fue el autor de parte de los ventanales de la Sala de Sesiones, el zócalo y la tracería interior de la puerta de ingreso, ideada por el arquitecto Alomar Bosch. Parece que las intervenciones de Vila fueron puntuales y que únicamente colaboró en los trabajos más delicados, ya que fue uno de los escultores más prestigiosos de esta época en Mallorca y los encargos que tenía eran muy numerosos.

Sebastià Alcover
Sebastià Alcover Garcias es un escultor mucho más desconocido que Tomàs Vila, ya que no sabemos mucha cosa a parte de que trabajó en la mayoría de edificios vinculados a la Diputación. Parece que, a diferencia de Vila, era más un artesano que un artista y se dedicaba a los encargos más usuales, básicamente escultura religiosa. En el edificio del Consell de Mallorca, realizó las ventanas de la Sala de Sesiones. Es probable que también sea obra suya el dintel con tema de ángeles desplegados que hay en la planta noble.

Documentos relacionados
Fotografías